Nacido en San Francisco, Bower utiliza la pintura como un instrumento de disección e investigación, miradas penetrantes y desfiguradas. Ojos que miran a la profundidad y ven a través de ti. Caras rotas que tienen perfecto sentido. Cada imagen cuenta una historia diferente a una persona diferente. Reflexiones infinitas para una sola pintura.

 

 

Los vibrantes colores reflejan la saturación de la plasticidad inorgánica de la vida virtual, publicitaria y contemporánea.

 

Links

Pagina Oficial

Instagram