El artista franco-canadiense Steven Spazuk era un pintor convencional, hasta que un día descubrió la pintura de hollín en un sueño lúcido. Cuando se despertó, sabía exactamente qué hacer.

Spazuk hace uso de una lámpara de queroseno o una vela para generar humo, dejando impresiones en el lienzo. Luego, puede usar una brocha, pluma o raspador metálico para modificar y manipular el hollín y así crear sus obras.

Su arte está impregnado de improvisación y espontaneidad y es algo que ha trabajado y perfeccionado durante los últimos 14 años.

La llama es algo que realmente inspira mi arte; una vez que encontré mi forma de trabajar con fuego, supe que se convertiría en mi voz y que debería comprometerme con ese arte.

Links

Pagina Oficial

Instagram

Facebook